Escribanos por más información

15 + 12 =


Ladrillos de EPS
diseñados para
construir techos y
entrepisos con viguetas

¿Porque utilizar ladrillos de eps OMEGA?

Livianos: Pesa 1kg/m2 aproximadamente, de 55 a 100 veces menos que el ladrillo cerámico o de hormigón, representando una reducción de peso propio del forjado de hasta 100kg/m2. Permite una rápida carga y descarga, sin riesgos y con mínimo esfuerzo. El porcentaje de rotura de los mismos de acerca al 0%, en el caso de los ladrillos tradicionales es de casi un 10%.

Prácticos: Posee una capacidad de terminación excelente en cielorrasos y el sistema permite fácilmente la incorporación de ductos de ventilación, iluminación y cableado.

Económicos: Cada ladrillo Omega  equivale en altura al tradicional ladrillo “sapo” (120mm) y puede reemplazar en profundidad a varios ladrillos cerámicos lo que implica mayor rapidez de montaje y menor posibilidad de escurrimiento de hormigón pues sólo se requieren 2 ladrillos por cada m2 de forjado. Al ser impermeable evita el consumo adicional de hormigón y mantiene constante la relación agua-cemento. La textura pareja de ladrillo de EPS permite la realización de revoques de bajo espesor, ahorrando material y mano de obra.

Aislantes: Aporta una mejor aislación térmica y acústica que una losa tradicional, permitiendo un ahorro notable en climatización y reduciendo notablemente los ruidos molestos entre pisos.

Seguros y resistentes: Omega ha sido sometido a exigentes ensayos con excelentes resultados. Es altamente resistente a los efectos del agua y de la mayoría de los ácidos, pero debe tenerse en cuenta la sensibilidad a los efectos de disolventes orgánicos, sobre todo en el caso de adhesiones o recubrimientos de pinturas. Verificar la reacción del material, antes de poner en contacto el ladrillo de EPS con sustancias de composición desconocida.

Son el sustituto de
los viejos ladrillos
cerámicos y la evolución
de los tradicionales
bloques de EPS ya que
son los UNICOS SIN
PUENTES TERMICOS *

* Los puente térmicos son los espacios de contacto libres entre ladrillos por donde se fuga la temperatura y  con ella la capacidad de aislación térmica necesaria. Esto hace falta para que haya un REAL AHORRO ENERGETICO que amortice la inversión.

Se adaptan, por su forma, a cualquier tipo de vigueta que se comercialice en la actualidad.
A nivel constructivo, se trabaja de la misma manera que con un ladrillo convencional.
Al ser mucho más liviano que los materiales tradicionales, la carga por m2 construido se reduce de forma considerable.